Pastillas de farmacia para engordar

Existen muchas formas y maneras para aumentar el peso o la masa muscular, puede ser mediante dietas, ejercicios o también tomando algunos suplementos. Aunque la mejor forma  sea la combinación de estas últimas tres, hoy queremos hablarle de cuáles son las pastillas de farmacia para engordar más recomendadas.

Es posible inducir el aumento de peso a través de los fármacos correctos, aunque muchas personas buscan lo contrario hay algunas cuyo peso no es el ideal y buscan mayor masa muscular para luego darle forma.

Sin embargo, también están aquellas medicinas que se toman con otros fines pero que al mismo tiempo pueden hacer que ganes unos kilitos, es muy importante tomar de manera correcta los medicamentos, bien sea por su dosis, duración o tomas diarias, pero también es significativo conocer cuáles son sus efectos secundarios.

Los medicamentos no solo pueden producir alergia, sino que entre los efectos secundarios hay uno que quizá pase desapercibido, y es el hecho de que pueden hacerte engordar. Algunos fármacos, tienen el efecto de interferir en el metabolismo, ralentizándolo o aumentando el apetito, lo que irremediablemente te llevará a picar entre horas o a comer productos calóricos.

 

Imagen relacionada

 

Por ende, si has notado un aumento de peso sin causa aparente, y estás tomando medicamentos, conviene revisar los prospectos y consultar al médico para confirmar que, efectivamente, fármacos y peso están relacionados. En algunos casos es posible cambiar el tratamiento y sustituirlos por otros que no engorden.

En este sentido, vamos a repasar este tipo de medicamentos que te puede hacer engordar sin que tú lo sepas, por ejemplo los antihistamínicos para combatir los síntomas de las alergias, estos no son más que medicamentos contra la alergia de primera generación que sí incluyen entre sus efectos la retención de líquidos, la cual puede derivar en una ganancia de peso.

En este caso, se pueden sustituir por los de segunda generación que, por cierto, también reducen el efecto secundario de la somnolencia. Queda de tu parte o la de tu médico, escoger los que tengan un mejor efecto sobre tu padecimiento.

 

 

Igualmente, los ansiolíticos y fármacos contra la depresión. Ambos actúan sobre el sistema nervioso, lo que puede ralentizar el metabolismo. Aquí, también hay que consultar con el médico la conveniencia de cambiar los medicamentos del tratamiento.

Los fármacos para prevenir la migraña. Algunos de ellos pueden abrir el apetito, como el ácido valproico. Mientras que los fármacos contra la hipertensión arterial, o antihipertensivos, pueden aumentar la sensación de fatiga, por lo que la tendencia será a movernos menos y a reducir la actividad física. Esto puede derivar en un aumento de peso.

Por otro lado, están los corticoides, fármacos utilizados para el tratamiento del reumatismo, el asma o los procesos inflamatorios. Tienen el efecto de poder alterar el mecanismo de los depósitos de grasas, aunque en algunos casos el médico puede sustituirlos por otro tipo de antiinflamatorios.

Si al subirte a la báscula, o al probarte alguna prenda de ropa, notas que has ganado algún kilo demás, antes de dejar el tratamiento debes consultar a tu médico. Todos los fármacos tienen efectos secundarios, incluso en algunos pacientes la relación entre medicamentos y ciertos alimentos no es buena.

Resultado de imagen para pastillas que engordan

 

Para que conozcas un poco más al respecto, te dejamos nuestro siguiente post:

Medicamentos que engordan.

Lo primero que debes hacer al tomar alguna medicina, es confirmar que efectivamente el aumento de peso está relacionado con el fármaco administrado y, a partir de ahí, revisar el tratamiento, conjuntamente con tu especialista.

De igual forma, podemos hablarte de otra pastilla de farmacia para engordar, esa es la serotonina. Los niveles elevados de serotonina en la sangre se encuentran estrechamente relacionados con el aumento de peso, según estudios realizados sobre un grupo de ratas, demostraron que aquellas que fueron manipuladas con serotonina presentaban una mayor relación con el aumento de peso.

Por su parte, está el Periactin que se usa de forma tradicional para tratar las reacciones alérgicas y también para estimular el apetito, obteniendo así una ganancia de peso significativa. Lo más común es que los médicos lo prescriban a los pacientes que sufren de bajo peso o pérdida del apetito.

 

 

Este es uno de los medicamentos para subir de peso que viene tanto en forma líquida como en píldoras e incluye efectos secundarios como: insomnio, malestar estomacal, boca seca y en muy pocos pacientes una reacción alérgica en forma de urticaria, dificultad para respirar e hinchazón oral o facial. Es necesario tomarlo con un vaso de agua.

Come alimentos saludables a menudo mientras tomas Periactin. Puede ser tentador comer alimentos poco saludables para hacer que aumentes de peso, pero tu objetivo es aumentar de peso saludable, en lugar de peso de grasa. Las frutas, granos enteros, verduras, frijoles, fuentes de proteínas magras y productos lácteos son una buena opción para ayudarte a subir de peso.

¿Las pastas engordan?

Bebe líquidos en abundancia mientras estás tomando Periactin. Es importante que no te deshidrates. Si tienes sed, ya estás deshidratado levemente. Agua, jugo de fruta y la leche son buenas opciones para beber. Trata de mantenerte alejado de las bebidas azucaradas y refrescos, ya que no ayudan a quitar tu sed.

 

Resultado de imagen para pastillas

 

Es posible tener una sobredosis de Periactin, así que no tomes más de la dosis prescrita. Somnolencia extrema, piel pálida, confusión, pupilas grandes, boca muy seca, vómitos, desmayos y alucinaciones son síntomas de una sobredosis.

La hormona de crecimiento humana (hGH), es igualmente recomendable para engordar, se puede encontrar en algunos suplementos y según un estudio realizado sobre un grupo de niños prematuros que fueron tratados con hGH, se comprobó que la hormona indujo en todos los casos un sustancial aumento de peso.

Además, están la amitriptilina, paroxetina y mirtazapina, un grupo de antidepresivos que pueden inducir al aumento de peso, los estudios demuestran que pueden causar obesidad pero también se incrementan las probabilidades de padecer otras enfermedades más peligrosas como arteriosclerosis, diabetes mellitus tipo 2 y otras.

Por el contrario, el litio es sumamente indicado, debido a que después de analizar a un grupo de jóvenes sometidos a este fármaco antimaníaco se concluyó que tenían muchas más probabilidades de ser diagnosticados con obesidad, el estudio realizado concluyó clasificando a este grupo como medicamentos para subir de peso por excelencia.

Resultado de imagen para pastillas

 

Otra fármaco, es el dronabinole se le conoce como Marinol y tal vez hayas escuchado hablar de este tipo de marihuana medicinal, lo cierto es que este fármaco es completamente legal y usado certeramente puede estimular el apetito. Se necesita receta médica para acceder a este tipo de marihuana, que se suele prescribir a los pacientes terminales de cáncer.

Asimismo, el Paxil, un medicamento que contiene paroxetina, droga que actúa sobre la serotonina. Se recomienda para pacientes con trastorno obsesivo compulsivo, trastornos de pánico, fobia social, estrés postraumático o ansiedad generalizada. Puede aumentar el peso corporal y el colesterol.

El Prozac, contiene la droga fluoxetina, y aunque en general provoca reducción de peso, en algunos pacientes puede provocar aumento del mismo a largo plazo, ya que desarrollan tolerancia a los mensajes de saciedad emitidos por el cerebro.

Del mismo modo, el Remeron contiene la droga mirtazapina y es un antidepresivo que activa centros relacionados con la pérdida de peso. Se suele recetar a personas mayores de bajo peso, con el fin de incentivar su apetito.

Quizás te interese:

Nombres de los antidepresivos que engordan.

El Diabinese e Insulase, que contiene clorpropamida, droga que puede causar tanto la subida como bajada de peso en pacientes con diabetes tipo 2. Estimula la producción de insulina, lo cual baja la concentración de azúcar en la sangre y puede llegar a aumentar el apetito.

 

Resultado de imagen para pastillas en formas divertidas

 

También, está el Tenormin que contiene la droga atenolol, un betabloqueante utilizado para controlar la hipertensión. Las marcas más antiguas del mercado como Tenormin, Lopressor e Inderal pueden agrandar tu cintura. Hoy hay bloqueantes más modernos que evitan el aumento de peso.

El aumento de peso corporal no siempre está vinculado a la grasa. Otros medicamentos pueden engordar debido a la retención de líquidos que generan. Este es el caso de los esteroides, los cuales promueven una redistribución de la masa corporal y aumentan la sed, de manera que se incrementa la cantidad de agua en el cuerpo y esta retención da una apariencia inflada del cuerpo.

¿Los ansiolíticos engordan?

La mirtazapina engorda.

 

En definitiva, en el mercado vas a encontrar muchas pastillas de farmacia para engordar, algunas de libre consumo, otras que necesitan obligatoriamente prescripción del facultivo. Es decir, hay algunos medicamentos que no te podrás tomar sólo porque deseas ganar peso, es necesario que pienses en las consecuencias.

Ningún medicamento es milagroso por sí solo, bien sea para engordar o para adelgazar, todo requiere de un esfuerzo, de tu disciplina y de tu constancia. Los suplementos son solo eso, suplementos, que puede acelerar el proceso, pero si tu no colaboras contigo mismo, jamás vas a tener los resultados que esperas.

 

Imagen relacionada

¿La paroxetina engorda o adelgaza?

Aunque algo tenga el título de pastilla para engordar o para ganar peso, esto no significa que va a ayudarle a aumentar su peso. Asegúrese de investigar sus componentes. Una multivitamina, es mucho más sana y recomendable, ya que tiene un gran valor para sus objetivos de engordar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *