¿Las pastas engordan?

La pasta es uno de los alimentos más populares e imprescindibles en todas las comidas a nivel mundial. Son muchos los platillos y recetas que podemos preparar con ella, así como numerosas y deliciosas salsas para acompañarla. Sin embargo, se ha dicho mucho acerca de su gran potencial para engordar. ¿Será esto cierto?

Acá vamos a explicar los beneficios de incluir las pastas en nuestras comidas y si éstas engordan o no.

Pasta: un alimento versátil

Las pastas son un grupo de alimentos que se preparan con harina (de variados tipos) como ingrediente principal, y se mezcla con huevo, agua y sal. Existen muchas otras variaciones de ellas, pero básicamente consta de los productos que hemos mencionado.

La pasta es un alimento popular, muy versátil y que puede realizarse de distintas formas, sabores, colores y tamaños. Suele acompañarse con salsas, proteínas, vegetales y quesos, así como también se utiliza en sopas y asopados.

En cuanto a su origen, se ha dicho mucho, ubicando a este delicioso alimento en Asia, pues se han hallado algunos restos de fideos en China que parecen datar de hace unos cuatro mil años. La mayoría de las personas asociamos la pasta con Italia, pues en este país se estilaba prepararla triturando diversos granos y cereales.

Imagen relacionada

 

Sea como sea, la pasta italiana se extendió por toda Europa, América y el resto del mundo y se ha constituido como uno de los alimentos más sabrosos y nutritivos que hay. La cocina moderna le ha dado a las pastas un alto estatus, pues cada vez más aparecen nuevos platillos que honran la versatilidad de este alimento, haciéndola la favorita de grandes y chicos.

¿Engorda la pasta?

Ahora bien, cuando hablamos de pastas tenemos la idea de que es un carbohidrato que nos engorda y que debemos disminuir de nuestras comidas , o hasta eliminarla si estamos buscando bajar de peso. ¿Será cierto esto?

Durante muchos años se nos enseñó que comer pasta engorda. Sí, así de simple. Pero estudios recientes han aportado luz al respecto, explicando que las pastas son un alimento sano, importante para brindarle energía al cuerpo y que por nada del mundo debe eliminarse de nuestro plan alimenticio diario.

Algunas personas que buscan ganar masa muscular estilan preparar batidos de pasta para lograr su cometido, pero no significa que la gente que come pasta engorde, pues tales batidos van acompañados de suplementos y vitaminas extras para subir de peso.

 

Resultado de imagen para pastas

 

Generalmente, las pastas se elaboran con sémola de trigo, una harina gruesa que proviene del trigo refinado; la sémola contiene poco sodio por lo que es buena para quienes tienen problemas de colesterol alto o hipertensión.

Además, la sémola de trigo contiene grandes cantidades de vitamina K, es beneficiosa para los huesos y ayuda en la coagulación de la sangre. ¿Por qué eliminarla de nuestra dieta?

Cómo aprovechar la pasta en nuestra dieta

Ya está claro que la pasta no sólo tiene muchos beneficios para el cuerpo sino que es deliciosa y que puede prepararse de muchas maneras, y es por ello que debes aprovechar su contenido de hidratos de carbono y proteínas para mantener una alimentación equilibrada. 

Puedes hacerlo controlando la cantidad de calorías que consumes, por ejemplo, un plato de pasta de unos 100 gramos te aporta el 15% de los carbohidratos necesarios en un día. Trata de combinar la pasta con vegetales y verduras en lugar de salsas u otros alimentos ricos en grasas que no sean naturales.

 

Imagen relacionada

 

Las salsas para acompañar la pasta deben ser caseras, evitando así que contengan sustancias dañinas para la salud o que engorden; regula el uso de quesos madurados y encárgate de incluir un 30% de proteínas al plato. Las salsas blancas, por lo general, contienen más calorías y grasas, así que opta por las rojas, a base de tomate.

Opciones saludables

Si tu plan es engordar, debes incrementar el consumo de verduras, vegetales y frutas; muchos creen que sólo se comen estos alimentos para adelgazar, pero están muy lejos de la verdad. Las verduras y frutas te ayudarán a ganar más masa muscular, pero de manera sana.

Si por el contrario, optas por subir de peso consumiendo carbohidratos y grasas malas, como las que se hallan en papas fritas, hamburguesas, hot dogs, donas, y todos esos alimentos que nos encantan, entonces engordarás pero no de manera sana.

Con el tiempo, esa grasa será difícil de quemar y se acumulará en los lugares que menos deseas, como piernas, muslos, caderas y abdomen. En cambio, si comes sano, pero en mayores cantidades y más seguido, lograrás un aumento integral y bien distribuido de tu peso. 

Aumenta el consumo de pastas con verduras, proteínas y algunas salsas caseras; puedes comer raviolis en salsa blanca con salmón o camarones, por ejemplo; también, puedes comerte una pasta larga con salsa roja, anchoas, aceitunas y vegetales.

 

Imagen relacionada

 

Si lo prefieres, prepara grandes cantidades de ensalada con pasta y alguna proteína como pollo y tocino, esto te dará más energía y te aportará parte de las calorías diarias que necesitas.

Si tu plan es bajar de peso, tampoco debe eliminar las pastas; es más, debes incluirlas como acompañante de tus almuerzos  y cenas, sólo que con mayor cantidad de vegetales y verduras que de salsas y quesos.

Una excelente receta es preparar una ensalada con pasta corta y lechuga, algo así como una ensalada césar pero con pasta. En lugar de quesos, agrega brócoli y coliflor, aceitunas negras y champiñones. Si deseas algún aderezo, un buen pesto casero, con aceite de oliva virgen extra, te dará el sabor extra que buscas.

La dieta mediterránea

La dieta mediterránea lidera las listas de los mejores planes alimenticios del mundo; ésta, se basa en el consumo de todos los alimentos, pero regulando la cantidad y favoreciendo a algunos más que a otros, pero sin eliminarlos.

La misma se basa en el consumo de frutas, vegetales, verduras y legumbres en gran cantidad, así como el pan y alimentos hechos con trigo (cereales); el aceite de oliva es uno de los ingredientes principales de cada platillo, así como el vinagre.

 

Imagen relacionada

 

Esto significa que la pasta, elaborada con sémola de trigo, es parte de la dieta mediterránea y que, por lo tanto, resultará positivo mantenerla en los menús.

Unos 100 gramos de pasta diario es suficiente para mantener el peso ideal y te brindará una sensación de saciedad que te ayudará a regular las veces y cantidades de alimentos que comas al día.

100 gramos de pasta apenas contiene 1 gramo de grasa, pero si la combinas con quesos y salsas, la cantidad de grasa aumentará. Puedes sazonarla con ajo, sal, pimienta, aceite de oliva y orégano y no necesitarás grandes cantidades de salsa.

Algunas recetas sencillas con pasta

  1. Lasaña con vegetales: la lasaña es uno de los platos más sabrosos que hay, puedes prepararla de manera saludable utilizando zanahoria, calabacín y berenjenas picadas en cuadros. Como salsa, opta por una salsa roja casera preparada con aceite de oliva. Sigue los pasos de una lasaña tradicional, sólo que sin quesos y la salsa bechamel. Utiliza láminas de pasta precocidas o integrales.
  2. Ensalada fría de lentejas y pasta: esta receta es ideal para una cena; necesitarás una taza de lentejas ya cocidas y sazonadas, una taza de pasta corta al dente, champiñones troceados y salteados, aceitunas negras y un poco de anchoas para resaltar los sabores. Sal y pimienta al gusto y un chorro de aceite de oliva. La pasta te brindará carbohidratos y las lentejas proteínas.
  3. Pasta con pesto: esta es una de las recetas más tradicionales y sanas. Utiliza pasta larga y preparar un pesto casero con albahaca, aceite de oliva abundante, ajo, almendras o piñones y sal. Si utilizas queso, sólo coloca poca cantidad.

Resultado de imagen para pasta con pesto casero

 

No hay excusa para mantener la pasta dentro de nuestros platos diarios, todo es cuestión de imaginación y de aprender a consumir la cantidad diaria adecuada de este delicioso y versátil alimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *