Cómo engordar la cara

Normalmente cuando se baja de peso ciertas partes del cuerpo lucen flácidas y escurridas, por lo que se hace necesario rellenarlas o hacer que éstas luzcan más tonificadas y atractivas.

Una de esas partes que incomodan al verla chupada y escurrida es la cara; así que acá te daremos algunos tips muy efectivos para engordarla, lucir mejillas brillantes y esponjosas y disminuir las arrugas.

Una cara flácida y escurrida

Muchas veces la cara sufre consecuencias que la hacen lucir flácida y escurrida; las mismas, pueden ser producto de estar bajo algún tipo de tratamiento médico, por baja de peso, mala alimentación, enfermedades crónicas, etc.

Contrarrestar estos efectos es posible y te ayudará a sentirte más atractivo y con más autoestima. A medida de que la edad avanza se pierde grasa facial y es por ello que nuestra piel ya no luce igual a los 30 a como lucía cuando teníamos 20. Pero la buena noticia es que, de forma natural, podemos evitar estos efectos que tanto nos molestan.

 

Resultado de imagen para cara flacida

 

Alimentación

Lo primero es considerar la alimentación. ¿Qué alimentos consumimos? Lucir unos pómulos carnosos y brillantes es posible gracias a una alimentación rica en grasas naturales, como la que se halla en el salmón y otros pescados azules. El aguacate también contiene mucha cantidad de esta grasas.

Otros alimentos como el maní, la carne curada, el arroz blanco, la leche y la mantequilla, entre otros, influyen directamente en tener una cara tersa y con la piel rellena.

Las pastas, el pan y las papas son alimentos ricos en carbohidratos pero que se consideran saludables; las pastas, por ejemplo, son imprescindibles en una dieta balanceada pues te brindarán energía y una buen cantidad de hidratos de carbono necesarios para tu día a día.

 

Imagen relacionada

 

Asegúrate de comer pastas con vegetales y verduras; unos 100 gramos diario son suficientes.

El mineral más preciado: el agua

Tomar buenas cantidades de agua todos los días te regalará muchos beneficios a tu piel, sobre todo a tu cara, pues ésta la hará lucir más hidratada, lozana y suave, expulsando grasas y toxinas que suelen acumularse en ella y ayudándole a recuperar el brillo perdido.

Ejercicios faciales

Los ejercicios faciales son una buena opción para engordar la cara; existen muchos, así que debes escoger aquellos que te resulten más cómodos y que puedan brindarte resultados en el menor tiempo posible.

Acá te explicamos cuáles son los más sencillos y efectivos:

  • Puedes inflar las mejillas y dejarlas así por unos 5 minutos; hacer varias repeticiones todos los días durante varias semanas te permitirá obtener buenos resultados. Este tipo de ejercicio, además, te ayuda a ejercitar un poco la musculatura facial.
  • Un ejercicio muy divertido y eficaz es imitar que gritas, con mucho énfasis, mientras dices las vocales, una por una. Claro, pero sin gritar de verdad, sólo permitiendo que los músculos se activen y se muevan.
  • Terapia de la risa
  • Ejercicios para eliminar la flacidez: existen diversos ejercicios que pueden ayudarte a eliminar arrugas en la frente, las molestas patas de gallo, bolsas en los ojos, etc., y que sólo te llevarán unos 20 minutos como máximo. Puedes empezar colocando dos dedos encima de la ceja, haciendo presión sobre ella y tratando de bajarla; al revés también puedes intentarlo. Para eliminar las arrugas de la frente, puedes arrugar la frente y estirarla de manera repetitiva, con una expresión de sorpresa o de asombro. Luego, relajas la cara durante varios segundo entre una repetición y la siguiente.

Resultado de imagen para ejercicios facial

 

Hacer ejercicio

Te preguntarás qué tiene que ver el ejercicio con querer engordar la cara, pero sí se relacionan, y más de lo que crees pues cuando hacemos ejercicios nos sentimos más activos y movemos distintos músculos del cuerpo, incluyendo la cara, así que incluye una rutina diaria de ejercicios  muy variados.

 

No olvides una mascarilla casera

Las mascarillas también ayudan a mejorar las condiciones del rostro; cuando logres tu cometido de engordar la cara para rellenar esos vacíos causados por la flacidez u otros factores no debes olvidarte de preparar mascarillas caseras para purificar y limpar el rostro.

 

Resultado de imagen para mascarilla facial

 

Algunas de las mascarillas más comunes, sencillas de preparar y económicas son:

  • Lavar la cara, 3 veces por semana con agua de avena o de arroz. Unos pocos minutos bastarán para que la cara esté suave, limpia y más clara. Puedes aplicar el agua con un algodón.
  • Colocar cristales de aloe vera y dejar actuar por varios minutos, hasta que se seque. Luego lavar con abundante agua fría.
  • Mascarilla de café para exfoliar la piel. Sólo necesitas mezclar un poco de café molido con unas gotas de agua, hasta formar una pasta que se adhiera a la piel. Coloca la pasta en la cara y retira hasta que se seque.
  • Mascarilla de aguacate. Tritura un trozo de aguacate y aplícalo por toda la car, dando masajes leves. Deja actuar por 5 minutos y lava con agua fría.
  • Miel y avena para la piel reseca. Forma una pasta con dos cucharadas de avena y una cucharadita de miel; ésta pasta debe dejarse durante unos 10 minutos.
  • Leche, para disminuir las arrugas. Lava tu cara, al despertar y antes de acostarte con abundante leche.
  • Azúcar y aceite de oliva. Mezcla ambos ingredientes en partes iguales y aplica esta mezcla en la cara y el cuello. Frota, con movimientos circulares y deja durante varios minutos.
  • Huevo y yogurt natural, para aprovechar el colágeno y las proteínas del huevo, así como las vitaminas del yogurt. Mezcla y aplica. Deja por unos 12 minutos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *