Merienda para engordar

La mayoría de las personas tienen la creencia de que no es necesario consumir ningún tipo de merienda, pero lo que no saben es que estas comidas son igual de importantes que las principales, por esta razón hoy te hablaremos de algunas meriendas que te servirán para engordar y ganar masa.

Sea cual sea tu objetivo, adelgazar o engordar, debes tomar en cuenta que las meriendas son de gran importancia por lo que no puedes dejar de incluirlas en tu dieta diaria.

Las dietas para engordar de forma rápida y saludable se basan, esencialmente, en el consumo de proteínas y carbohidratos en cantidades mayores de lo que sería recomendable para la persona, en términos de calorías.

Por ejemplo, si lo recomendable para una persona son 2000 kilocalorías al día, una dieta para engordar de forma saludable y rápida, debería incluir 3000 o 4000. De esta forma, se aumentaría el peso a un ritmo elevado.

El problema de estas dietas es que en muchos casos, para lograr este objetivo, las personas comienzan a ingerir alimentos que aportan muchas calorías, pero que no son nada nutritivos.

Lo que se consigue con ello es aumentar de peso, sí, pero a base de llenar el cuerpo de grasas poco saludables que por supuesto no es lo que se quiere. Lo que buscamos es aumentar el peso de forma sana, y, para ello, necesitamos un buen equilibrio de carbohidratos y proteínas.

Estas últimas serán nuestro mayor aliado, porque permitirán fortalecer los músculos, al mismo tiempo que son el tipo de alimento que más le cuesta romper para obtener energía al cuerpo. Así, el peso ganado será más difícil de perder.

En este sentido, es necesario hacer esas pequeñas comidas entre horas, debido a que te permitirán sumar calorías extra a tu dieta así como añadir nutrientes que el cuerpo necesita para crecer en volumen, tamaño o kilos de manera saludable.

Lo bueno de estas meriendas es que favorecen el logro de un buen fraccionamiento dietario o lo que es igual, facilita el aumento de las comidas diarias que como sabemos, puede ser de gran ayuda cuando buscamos ganar peso, detener el catabolismo y por el contrario, favorecer la síntesis de nuevas estructuras, como por ejemplo, masa muscular.

Como lo dijimos anteriormente, éstas meriendas sólo son pequeñas ingestas entre las comidas principales, no las sustituyen y por ende no calman por completo el apetito, pero sí pueden sumar nutrientes y calorías a la dieta que tu cuerpo necesita y agradece para ganar peso y masa corporal.

Por otra parte, toma en cuenta que no todas las meriendas favorecen el aumento de peso y de masa muscular o corporal en su totalidad, sino que se debe escoger con cuidado las opciones a ingerir entre horas.

Por eso te repetimos, lo importante es mantener meriendas concentradas en calorías y en nutrientes saludables, pues no te servirá de nada consumir comidas calóricas entre horas, sino que lo importante es que las calorías deriven de proteínas, grasas sanas, hidratos y otros buenos nutrientes para el organismo que permitan cuidar la salud y ganar músculo mientras engordas.

Asimismo, es aconsejable que comas meriendas que no tengan gran volumen, es decir, que no tengan una preparación grande o una porción abundante de algún alimento, pues como hemos dicho antes, lo ideal es que concentre calorías pero que no calme por completo nuestro apetito.

Alimentos para consumir en las meriendas

Tomando en cuenta todas estas premisas, podemos recomendarte algunos alimentos para que meriendes y al mismo tiempo engordes. En primer lugar, te podemos sugerir un vaso de yogur con un puñado de frutos secos triturados o en polvo, una opción rica y totalmente nutritiva.

Otra opción es una rebanada de pan integral con mantequilla de maní o un batido de leche con plátano y nueces picadas. También puedes tomar un vaso de leche, preferiblemente leche en polvo, coco rallado y frutos secos triturados.

De igual forma, puedes merendar 5 rodajas de melocotón y 10 almendras, un bocadillo dulce de pan integral, con crema de maní y plátano en rebanadas. 2 huevos rellenos de puré de atún y aguacate. Unas barritas energéticas de cereales, frutos secos y coco rallado o manzana asada con almendras trituradas y coco rallado.

Puede ser también, uvas y un trozo de queso curado o semicurado, ideal para comerlo a media mañana, después del desayuno, al igual que un café o té endulzado con miel de abejas, azúcar morena. 100 gramos de pavo y 200 gramos de pan integral. Sándwich de queso y jamón o un bocadillo de atún con lechuga y mayonesa

En cambio para la tarde, las opciones pueden variar, por ejemplo un batido de fresas con almendras, un batido de plátano con galletas, café con leche y galletas o cualquier batido de la fruta que prefieras, con leche descremada. Lo bueno de estos batidos es que aportan calorías y te dejan satisfecho hasta la próxima comida.

Igualmente, puedes tomar avena cocida con leche y canela, puré de auyama o del vegetal que prefieras, esto le proporciona fibra a tu cuerpo, lo que hace que crezca el musculo.

Como puedes observar, los alimentos más usados son las frutas secas, las semillas, las frutas deshidratadas, el aguacate, el aceite de oliva o alimentos que concentran calorías que derivan de buenos nutrientes.

Ahora bien, si eres de esas personas que se llenan rápido y no tienen suficiente apetito como para realizar meriendas, puedes optar  por consumir, un puñado de maníes tostados que te aportará 200 calorías, un puñado de frutas secas mixtas que aportan 170 calorías o 30 gramos de chocolate amargo, con el que ganarás 155 calorías.

Lo ideal si buscas engordar y ganar volumen es consumir alguna de las opciones antes dadas unas dos horas después de la última comida y unas 2 horas previas a la ingesta posterior.

Pensando también que, al igual que el entrenamiento requiere de la dieta, la alimentación puede ofrecer mayores beneficios y tú verás más y mejores resultados si realizas ejercicio físico.

Ejercicios y dieta, ricos en proteínas y carbohidratos

El entrenamiento debe ser destinado a hipertrofiar o ganar masa muscular, y no a quemar grasas o calorías. De esta forma, tu cuerpo usará las calorías extra y los nutrientes que le ofreces con las meriendas antes nombradas para crear músculo principalmente.

Los ejercicios más adecuados para subir de peso son los ejercicios anaeróbicos es decir, aquellos de corta duración pero alta intensidad que hacen trabajar tus músculos en ausencia de oxígeno. Los ejercicios más adecuados son pesas, sentadillas, flexiones y abdominales.

Si no deseas ir a un gimnasio puedes optar por practicar crossfit, con esta práctica bajarás de peso, pero, al construir masa muscular volverás a subir de peso de forma saludable e integral.

Construir masa muscular es la manera más saludable de subir de peso, además, los músculos brindarán soporte a tus huesos lo que evitará lesiones en la vejez. Recuerda que, combinando buena dieta y entrenamiento lograrás un cuerpo con más volumen y peso pero al mismo tiempo, saludable y con buena forma.

En fin, como consejos útiles para aumentar las calorías y proteínas de las comidas puedes utilizar leche en polvo para adicionar proteínas. Agregar dos cucharadas de té a la cantidad de leche fluida en las recetas. Cocinar con leche fortificada. Preparar un vaso de leche, mezclando una taza de leche en polvo con cuatro de leche fluida.

Además, puedes agregar leche en polvo a los cereales, puré, soufflés y carnes procesadas como hamburguesas caseras, pan de carne, albóndigas y budines. Añadir carne picada, huevo o cereales a las sopas o guisos. Agregar queso rallado o compacto para las salsas, verduras, sopas y guisos. Consumir postres que contienen huevo para aumentar el aporte de proteínas.

Debes considerar que las carnes picadas se digieren más fácilmente que las enteras o las rojas. Agregar cremas a las verduras o, en su defecto, quesos crema para gratinarlas. Condimentar las verduras crudas en ensaladas con aceites y añadir frutas secas y quesos.

En un mundo donde el sobrepeso y sedentarismo es cada vez mayor, las dietas para adelgazar copan las primeras páginas de los grandes reportajes de las revistas más prestigiosas del mundo en materia de nutrición.

Se está creando un aura de concienciación y de intereses médicos donde se busca que las personas dejen de engordar para poder conseguir un cuerpo ideal, y ante todo y más importante, sano. Esto se hace principalmente para evitar enfermedades de varios tipos entre las que encontramos principalmente las cardiovasculares o las dietéticas.

Pero, aunque parezca mentira, hay otra cara en esta moneda. Aquí se encuentran las personas que desean revertir su situación de forma contraria con una dieta para engordar.

Se trata de un colectivo que presenta un bajo peso, y al  que le cuesta salir ya sea por enfermedades o por su propio metabolismo, de esa situación buscando, al igual que el otro sector, llegar a un peso ideal para no correr el riesgo de enfermedades innecesarias. Por esta razón es que es mejor incluir estas meriendas para engordar en su rutina diaria.